Ya ha empezado la primavera y los escaparates de las tiendas lucen sus espectaculares colores y estampados propios de esta época: florales, étnicos, marineros, colores rosas o corales, verde pastel, amarillo limón…

Antes de comprarte nuevas prendas controla lo que tienes en el armario: es mejor invertir en piezas que nunca pasarán de moda y te ayudarán en cualquier situación, que comprarte algo muy fashion que el año que viene no querrás ponerte porque el estampado o color ya no se llevará. El diseño de leopardo, por ejemplo, fue hace décadas una moda pasajera (y hasta para algunos fue hortera), pero desde hace algunos años el animal print parece que se ha quedado en el armario para no irse.

El fondo de armario tiene que ser un vestuario de mayor calidad y en el cual tendrás que destinar más presupuesto, pero te sacará de cualquier apuro ya sea en invierno o en verano.

Para mí, las prendas indispensables son:

  • Vestido versátil de color negro: ideal y fácil de combinar para cualquier estilo y ocasión.
  • Un blazer: se convierte en la chaqueta de la primavera, poniendo el punto arreglado a un look que lo necesita pero sin perder su toque informal. En negro o azul marino.
  • Maxi bolso: ideal en cualquier momento del año. En color negro o camel que son los más combinables.
  • Pantalón pitillo: nunca puede faltar en nuestro fondo de armario. En blanco, negro o rojo según tu estilo y época del año.
  • Blusa blanca: con alguna transparencia o cuello joya, es una prenda obligada en cada estación.
  • Tejanos: ¡nunca pasan de moda! Ya sabes que los puedes combinar con piezas más arregladas o crear un look informal ¡Siempre aciertas!. Eso sí, serán un buen fondo de armario los que no estén rotos ni desgastados.
  • Una clásica falda recta negra por la rodilla: ya que una muy corta puede resultar impropia en alguna situación.
  • Deberías tener también algún accesorio dorado, nunca pasa de moda y te puede alegrar algún estilismo.
  • Un zapato de tacón negro: indispensable en cada zapatero. Apuesta siempre por la comodidad sin olvidarte del estilo.
  • Igual de imprescindibles son las bailarinas que se convierten en el calzado ideal, por su comodidad y versatilidad a la hora de combinarlas con cualquier look.
  • Un abrigo negro, camel o gris: recto, que no sea ni largo ni corto, a la altura de las rodillas, sirve siempre. Si se sale de esa gama, se sale también del fondo de armario…

¿Qué prenda de tu armario es la más versátil?

Ana R.