Si hay una actividad de ocio que está de moda, esa es acudir a un escape room. Tanto para adultos como para adolescentes y para niños. ¡E incluso para familias! Existe una amplia oferta de escape room y ésta es creciente con propuestas específicas para distintos tipos de públicos. ¿Cómo, qué aún no sabes lo que es? Pues atenta, porque seguro que más pronto que tarde alguno de tus amigos te propone ir a un local escape room.

Yo confieso que ya he pasado por varios. ¡Y me encanta!

Pero empecemos por el principio. ¿Qué es un escape room? Es una actividad lúdica, física y mental. Consiste en encerrar a un grupo de jugadores en un espacio cerrado o habitación. Para poder salir de ella se les plantea una serie de enigmas y rompecabezas que deben solucionar en un tiempo determinado apoyados por pistas y detalles presentes en el lugar. A través de la resolución de estos van construyendo o descubriendo una historia y así pueden escapar de su encierro antes de que se cumpla el tiempo de juego.

Es decir, los participantes acceden a una sala y descubren la ambientación y temática del juego. En ella se les encomienda una misión y se les da un tiempo para descubrirla. Por ejemplo, resolver un asesinato o liberar a una persona retenida, entre muchos otros. A través de pistas, objetos y elementos presentes en la salsa deben ir resolviendo adivinanzas, enigmas y rompecabezas cuya solución es una nueva pista o indicio para resolver la siguiente.

Encadenando estas resoluciones, los participantes deben cumplir la misión antes de que concluya el tiempo encomendado para ello.

Es muy divertido y excelente para un ocio activo y para desarrollar las propias capacidades individuales y el trabajo en grupo. Desarrollarás el ingenio, la observación y otras capacidades que muchas veces no utilizamos tanto como deberíamos en nuestro día a día. Puedes ir con amigos o en familia. E incluso hay escape rooms que se organizan para crear lazos y hacer equipo en el trabajo.

En España hay un montón de locales con salas de escape room. De hecho, este tipo de locales están implantados en más de 100 ciudades. Con su popularización esta actividad se ha trasladado también a otros espacios no específicos como centros cívicos. E incluso va creciendo como actividad propuesta en casas rurales.

Hay muchos tipos de escape room y a la hora de elegir uno debes tener en cuenta varias cuestiones:

  • Para qué edades está recomendado. Como es lógico los enigmas y juegos no son iguales para niños que para adultos. Así que es importante tenerlo muy en cuenta.
  • Qué temática o ambientación ofrece. Elige la que sea más adecuada a tus gustos. Aunque una vez hayas probado el escape room te puedes dejar sorprender por todo tipo de temáticas: futuristas, de época, de supervivencia, con toques de terror o ambientación de película … y mucho más.

De la temática dependen en buena parte las sensaciones y emociones que te provoque el juego, más allá de la pura diversión.

  • Para cuántas personas es el juego. Esto es especialmente importante si vas en grupo.
  • Si quieres que incluya elementos de realidad virtual o no. Encarece el juego pero también lo hace más vívido y la inmersión es total. Es cuestión de gustos. O de momentos.

Si tú también te quieres apuntar a la fiebre por el escape room no lo dudes más. Reúne un grupo de personas dispuestas a pasarlo bien, sean amigos, familia o compañeros de trabajo. Busca los locales de escape room de tu ciudad o aquellos que puedas incluir en una excursión no muy lejos de la misma. Elige de entre sus propuestas el escape room que sea más adecuado para vosotros o más divertido te parezca y ¡a pasarlo bien!