La escalada es un deporte que está de moda y que practican desde niños a jóvenes y personas adultas de casi cualquier edad. Es un buen ejercicio físico que se puede practicar al aire libre o en interior.

Hace unos meses una amiga me propuso apuntarnos a un curso de escalada. La miré como si me hubiera propuesto hacerme voluntaria de la NASA para viajar a Marte. La verdad es que no soy muy deportista, mi estado de forma era deplorable y no me veía a mí misma ascendiendo a picos nevados. Pero me dejé convencer y me apunté a un curso de escalada en rocódromo que aunque suene exagerado me ha cambiado la vida. Y por ello me atrevo a proponerte que tengas la edad que tengas te animes a dar una oportunidad a esta actividad.

La escalada en rocódromo tiene muchos practicantes en el mundo. En España hace unos años era una actividad poco común. Actualmente ya hay muchos gimnasios y polideportivos municipales que disponen de rocódromos tanto exteriores como de interior. Es la mejor forma de iniciarse en el mundo de la escalada y después, si te gusta, ya practicar esta actividad en montaña.

Iniciarse en la escalada en un grupo con monitor y en rocódromo proporciona al novato seguridad. Al mismo tiempo facilita aprender la parte técnica desde cero. Luego puedes decidir practicarla en rocódromo interior, algo que puedes hacer incluso en la ciudad y sin importar la climatología. O hacerlo en exterior para disfrutar del aire puro, bonitos paisajes y conocer nuevos espacios.

Aunque para mí, lo mejor de todo, es combinar ambos, algo que ya soy capaz de hacer después de varios meses de aprendizaje, práctica y entrenamiento.

Hacer escalada es muy divertido. ¡Quién me lo iba a decir! Pero además también proporciona algunos interesantes beneficios:

  • Mejora la seguridad en una misma. Cuando te ves capaz de avanzar en una actividad así te vas sintiendo capaz de afrontar retos nuevos y avanzar en otras facetas de la vida.
  • Ayuda a mejorar el equilibrio. Éste es clave para practicar la escalada. La escalada con arnés en rocódromo para mayores ayuda a mantener su equilibrio en tierra firme que a su vez es importante para evitar caídas y desorientación.
  • Mejora la agilidad y elasticidad de quien lo practica. Ambas habilidades son importantes para sentirse mejor. Pero también para otras actividades cotidianas.
  • Ayuda a trabajar la concentración, energía y fuerza. Tres cuestiones que te ayudarán también en los estudios o en el trabajo.
  • Enseña a superarse. Al practicar escalada una aprende a fijarse metas alcanzables y a ver cómo al lograrlas puede ir marcando metas nuevas. Y eso se puede extrapolar a cualquier otro aspecto de la vida personal o laboral.
  • Mejora la musculatura y contribuye a mantenerse en un peso saludable. Todo ello es una ayuda importante para prevenir enfermedades.

¿Y ya he mencionado lo divertido que es y lo bien que lo pasas practicando esta actividad en grupo?

Si tienes la posibilidad de aprender a practicar escalada, te recomiendo que aproveches y te decidas a darle una oportunidad. Sus múltiples beneficios hacen que merezca la pena.