El DIU es el anticonceptivo de larga duración preferido por las mujeres. Existe un gran número de estudios que así lo aseguran. Como el realizado por El Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario de Guadalajara que reflejaba que el DIU de cobre y el DIU liberador de hormonas son los preferidos por las usuarias de dicho servicio.

Y no sólo en España. La OMS en sus trabajos de planificación familiar en el mundo ha detectado que cuando se trata de encontrar un anticonceptivo reversible y de larga duración, el DIU es el más popular.

Pero ¿por qué es la elección preferida por un alto porcentaje de mujeres para evitar un embarazo indeseado?

1.- Es reversible.

Ésta no es una cuestión menor. No quieres tener hijos hoy, pero no quieres perder tu fertilidad porque quizá en otro momento más adelante cambies de opinión. O porque ya sabes que quieres ser madre o volver a serlo, pero en el futuro.

Así que en estos casos está claro que la elección de anticonceptivo requiere que este te permita impedir hoy el embarazo pero sin que acabe con tu capacidad reproductiva. Y el DIU, efectivamente, lo permite.

2.- Es económico.

El precio tiene un peso importante para la elección de un método anticonceptivo para un alto porcentaje de mujeres. En este sentido el DIU es una excelente elección ya que su coste es muy bajo y, además, no requiere gastos añadidos durante sus años útiles.

Esto es especialmente importante para las mujeres con bajos recursos económicos o en riesgo de exclusión social. Pero no nos engañemos, ¿para quién no es interesante su bajo coste monetario?

3.- Es de larga duración.

Si tienes una relación estable, no necesitas un método anticonceptivo que te proteja de las ETS (enfermedades de transmisión sexual) y quieres que sea de larga duración para no tener que estar pendiente del mismo cada vez que tengas relaciones íntimas, no hay duda de que el DIU es la opción ideal.

No es el único método que lo permite, pero unido a sus otras ventajas, contribuye a ser uno de los principales motivos por lo que es el preferido de las mujeres para evitar embarazos indeseados.

4.- Es muy cómodo y seguro para la mujer.

Comodidad y seguridad son claves para la elección de método anticonceptivo. Siempre teniendo en cuenta que no es adecuado para las relaciones esporádicas porque no protege frente a las ETS, es muy seguro para la mujer. De hecho, si en los años en que lo tengas puesto cambia tu situación de pareja y quieres utilizarlo en relaciones esporádicas puede hacerlo. Eso sí, para evitar situaciones indeseadas y protegerte frente a las ETS recuerda que es esencial usar al mismo tiempo un método que sí lo haga. Como el preservativo, por ejemplo. No hay problema en redoblar recursos para evitar estos problemas.

Además, el hecho de que una vez introducido por el ginecólogo no tengas que preocuparte de él durante años supone una comodidad, en la práctica, difícil de superar. ¡Imagina el ahorro en tiempo y preocupaciones respecto a otros métodos como la píldora anticonceptiva o los espermicidas a la hora de comprarlos y utilizarlos!

5.- No interfiere en la lactancia materna.

Este es un buen método anticonceptivo para la mujer durante la etapa de lactancia materna. La razón es que está comprobado que el DIU no interfiere en ello ni ocasiona daño alguno al bebé. Algo que no todos los anticonceptivos pueden ofrecer. Para quienes están en esta etapa vital es un motivo de peso para utilizar un DIU.

Estas son las principales razones del éxito y preferencia de este método anticonceptivo por parte de un importante porcentaje de mujeres. Si tú también utilizas DIU, ¿por qué lo has elegido?